CARRIL BICI DE MANRESA

El sábado había tocado hacer espeleología y el domingo tocaba bicicleta. Tenía que probar las nuevas alforjas y empezar a poner en forma las piernas para los retos proyectados. Como calentamiento de temporada me ha parecido interesante probar el nuevo carril bici que se ha desarrollado en Manresa y que une la zona deportiva de El Congost con el Parc de l'Agulla, atravesando el centro de la ciudad.
Por cercanía he empezado el itinerario en el Congost, en un punto que pasando con el coche ví señales días atrás. A los pocos metros la primera confusión (fácil de solucionar) y en el momento que hay que dejar el Passeig del Riu la primera pérdida. La señalización (siguiente foto) me obliga a atravesar la carretera y parece dirigirme hacia la derecha, circulo un rato por aquella zona y, al no ver más señales vuelvo al punto anterior y giro a la izquierda. Sigo sin ver señales pero recuerdo que el carril bici pasa por unas calles que están en esa dirección.
Después de unos cientos de metros (en los que, ante la ausencia de señales, me he guiado por mi conocimiento de la ciudad) llego de nuevo a una zona señalizada, aunque creo con bastantes carencias: carteles verticales que indican zona de ciclistas pero sin señalizar dirección, señales verticales con flecha pero sin ningún texto indicativo sobre donde te dirijes y asusencia de marcas horizontales.
 
Hay que llegar al segundo tramo del Passeig de Pere III para que se encuentre un carril bici más o menos correcto y hasta la mitad de la calle Font del Gat. Una vez allí la señalización horizontal es la que podemos apreciar en la siguiente foto. Evidentemente sigo recto y continuo encontrando un carril bici correctamente señalizado.

Cual no es mi sorpresa al llegar a un punto en que la última señal que veo es la de la siguiente foto. Miro y remiro y , después de no encontrar ninguna otra señal, decido llegar hasta el Parc de l'Agulla por los caminos que ya conozco ya que aún faltan algunos kilómetros. Pienso que aún falta señalizar todo este tramo.


Llego al destino y allí también veo señales del carril bici, por lo que decido hacer el camino de vuelta intentándolas seguir para descubrir que fallo ha habido a la ida. En principio, el seguimiento de las señales es fácil hasta que llega la primera confusión. En la foto siguiente podemos ver como la flecha nos marca un desvío a la derecha (pero hay tres caminos paralelos pero con obstáculos físicos entre ellos). Yo elijo el primero ya que veo roderas de bici y es el más cercano a la flecha. Unos cientos de metros más tarde veo que en el camino de más abajo hay alguna señal, así que tengo que volver sobre mis pasos y coger  el otro camino, en el cual no veo ninguna señal durante los primeros metros.
A partir de este punto otra vez todo correcto hasta que llego al punto en que descubro donde había estado el fallo a la ida. En un lateral del carril bici (ver foto cuarta) está el siguiente cartel.
 
A la ida, en lugar de seguir hacia el Parc de l'Agulla me había dirigido hacia El Poal-Joncadella que, por cierto, las señales te dejan tirado mucho antes. Considero que en la señalización horizontal de la foto 4 se debería dibujar una flecha a la derecha y la indicación de que se trata de una variante.
Sigo sin demasiados problemas por el mismo camino que ya había pasado a la ida, y con las mismas carencias de señalización. Cuando se acaba el Passeig de Pere III las señales me obligan a ir más a la derecha de donde había pasado a la ida y, al llegar la punto que señalan las dos fotos siguientes encuentro dos alternativas, sin más explicaciones. Yo decido seguir a la izquierda (para dirigirme al camino hecho a la ida) y una mujer con su hijo, con la que converso un rato, deciden probar por la derecha.


Finalmente ya cerca de El Congost me encuentro a la mujer y al niño que han hecho un camino más corto que yo. Por lo que he sabido, en esta zona hay dos formas de llegar al mismo lugar pero como es evidente no están debidamente señalizadas. He intentado localizar la señalización de la otra alternativa  (en dirección  El Congost - Parc de l'Agulla) y no he sido capaz de encontrarla. Comentó con la señora las carencias de la señalización y los tres coches aparcados en el carril bici delante del los cines Atlántida. En su caso uno ha abierto la puerta sin mirar y el el mío, he tenido que parar a la espera de que se subiese a la acera para dejar el carril libre.
En resumen, se trata de una excelente idea la creación de este carril bici, que, en contra de lo que a veces se comenta, no supone hacer grandes subidas. Falta mejorar la señalización y  para ello creo que sería conveniente que los responsables del Ayuntamiento hagan el trayecto siguiendo a algunas personas que nos conozcan la ciudad y vean que dudas se plantean.
A continuación algunas fotos de los paisajes que te puedes encontrar en la ciudad siguiendo el carril bici... aunque algunas vistas suponen perderse un poco. jejeje

3 comentarios:

J dijo...

Vaja, doncs trobo que aquestes reflexions les hauries d'adreçar a l'Ajuntament directament per mitjà del seu web, o al departament o regidoria de circulació, o al grup del facebook a on es discuteix d'aquest carril bici tant mal fet, doncs aquí no servirà de molt.
I per cert, que em penso que tot i estar mal fet, no està inaugurat aquest carril bici, per tant si els ho dius potser a tu et faran cas...

Joan Montoya dijo...

Gràcies J. per opinar. Crec que si que serveix reflexionar en el blog. Fa una estona que ho he escrit i ja ho has llegit. Suposo que algú de l'ajuntament també ho farà. En realitat no fa falta llegir l'article, tan sols intentar fer l'itinerari sense saber prèviament per on transcorre.

J dijo...

Bé, he de dir que he vist que van fer una "Pedalada presentació del carril bici al Consell dels Infants" el 7 de febrer. No sé si era la inauguració oficial però és semblant.