GEXXI - POLVORÍ DEL MORROT

Este fin de semana el GEXXI tenía tres actividades diferentes: el sábado el Avenc del Balconet, el domingo el Avenc del Bruc y el Polvorí del Morrot. En esta ocasión me motivaba más esta tercera opción. Poco después de las 9 de la mañana nos reuníamos todos los participantes en la Estación de Sant Andreu Arenal de Barcelona. Éramos seis del GEXXI, dos invitados a título individual y tres miembros del Club de Exploradores de Lugares Abandonados (Club Cela). Nos distribuíamos en tres coches y partíamos hacia nuestro objetivo.

Tras aparcar los coches caminábamos durante algo menos de treinta minutos siguiendo la ronda litoral. Se trata de un “camino” bastante deteriorado en varios puntos, alguno de ellos de cierto peligro, cubierto en su mayor parte por basura de múltiples tipos, presumiblemente lanzada desde los coches que circulan por la ronda. A destacar una bicicleta del Bicing (que devolvimos a la ciudad a la vuelta) y diferente documentación, entre ella un bolso con algunos recuerdos que un compañero se lo llevó para devolvérselo a su legítima dueña.

Una vez en la entrada del Pólvorí del Morrot, nos pertrechamos con un mono de mecánico para salvaguardar la ropa de la suciedad y del material de progresión vertical que nos haría falta más adelante.


El piso inferior se caracteriza por una polvareda abundante en el ambiente y por un cierto grado de suciedad. Hay bastantes libros y revistas de los años 60, la mayoría con un grado bastante alto de degradación. Presenta una galería principal, en parte de hormigón, en parte con la roca visible y diversas galerías laterales, unas que acaban en una pared y otras circulares que vuelven a aparecer a la galería. Algunos hundimientos del techo permiten acceder a tramos superiores con la progresión horizontal interrumpida por los citados hundimientos.

Una vez exploradas todas las galerías inferiores decidimos subir al segundo nivel. Para ello Niko entra por una ventana superior aprovechando una estrecha repisa, mientras yo le aseguro desde fuera. Una vez colocada la cuerda, parte de los exploradores volvemos al piso inferior y subimos por la misma. Este segundo piso se presenta más limpio que el nivel inferior y a su vez conserva algunas botellas de cristal. Durante un rato deambulamos por las galerías.

Cuando salimos al exterior hacemos la típica foto de grupo y volvemos a Barcelona. Algunos marchan para casa y otros nos quedamos a hacer un aperitivo asesorados por Mireia, una de nuestras invitadas, que ahora ya forma parte del GEXXI.

Esta salida me ha permitido conocer el curioso grupo CELA y a dos nuevos gexxiadictos de este año, Montse y Ángel, así como reencontrarme con Mireia, de la que había sido monitor de espele hace dos años y con la que había perdido contacto.

También ha representado la vuelta a la espele de Josep Lluis, después de unos años de inactividad por cuestiones de salud.

Otro fin de semana muy gexxitoso.

4 comentarios:

JL Galdon dijo...

Ahora que estoy mas descansado, es dificil expresar mis sentimientos sobre esta salida. Lo que si es cierto y continuo diciendolo que lo importante no es la cavidad, si no el departir con amigos y psarselo bien. Joan y yo hemos departido un rato sobre nuestros puntos de vista sobre la espele, eso si como dice Manel "cada uno desde su trinchera", pero en el fondo coincidimos en lo mismo, en hacer lo posible para conseguir que esta actividad no caiga en el olvido. Y tambien algo muy importante, el exito dela filosofia del GEXXI al que creemos que le esperan metas importantes, eso si no lo son las ya conseguidas. Força GEXXI

monica dijo...

Sense cap mena de dubte la millor foto, la última!!

Manel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JL Galdon dijo...

OK Manel:
A ver si tengo un poco de tiempo porque estos meses voy de craneo. Tu tranquilo que si quieres habrá cera, miel, los turrones y Papá Noel.
Un abrazo colega