GEXXI - SIMA DE OTXABIDE

En esta ocasión la actividad del GEXXI en la que he participado es la visita de la Sima Otxabide en Vizcaya. Es una cavidad de la que no tenía constancia hasta que Raúl García, nuestro compañero de Zaragoza, nos la propuso. En este caso Raúl, enterado de la actividad que estaba organizando el GEG (Grupo de Espeleología de Geológicas) de Madrid, nos sirvió de enlace para poder participar en la actividad.

A lo largo de la semana algunos de los integrantes previstos en la visita se fueron dando de baja por diversos motivos. Finalmente, el viernes 03/10/2008, tres compañeros del GEXXI nos encontrábamos en Manresa a las 4 de la tarde (Juanjo, Dirk y Joan -yo mismo-) y partíamos hacia Zaragoza donde debíamos recoger a Raúl. En torno a las 7 de la tarde nos encontrábamos con él en la rotonda donde le había llevado su mujer. Continuamos el viaje y después de una parada para cenar seguimos hasta Durango.
Aquí teníamos reservadas plazas en un albergue, donde nos juntamos con los expedicionarios de Madrid. Tras las presentaciones y conversaciones diversas nos fuimos a dormir.
El sábado, después de desayunar, organizamos la salida y nos dirigimos hacia el área recreativa donde nos encontramos con el resto de la expedición que habían dormido en una casa rural. En total éramos unas 20 personas, de las cuales 12 íbamos a entrar en Otxabide. Tras nuevas presentaciones, saludos y llenado de botellas de agua continuamos con los vehículos un par de kilómetros hasta el aparcamiento final.

Aquí el trabajo se centró en organizar dos grupos de seis personas y el material necesario para acometer el descenso a la sima. Un grupo (el mío) se quedó con la boca clásica y el otro optó por buscar una boca superior y encontrarnos en la base de los pozos. Pasadas las 12 de del mediodía nos despedimos los dos grupos y el resto de los compañeros que iban a realizar una excursión por el Parque Nacional del Gorbea.
El camino de aproximación hasta Otxabide se hace en unos 30 minutos por un sendero cómodo, aunque bastante embarrado en algunos tramos (menos mal que llevaba las botas de goma).
La entrada a la sima se encuentra colgada en una pared rocosa y se accede a ella con la ayuda de una cuerda fija un tanto fosilizada.

Los primeros metros transcurren por una galería horizontal que nos lleva hasta una cuerda fija ascendente y a través de ésta nos acercamos al inicio de los pozos, que en realidad es un único pozo separado por una gran repisa.
Éste se haya totalmente equipado con químicos, aunque también nos encontramos los spits anteriores.
En unas dos horas los 6 expedicionarios (Javier de Madrid, Maud, francesa con domicilio en Madrid, Basilis, griego afincado en Madrid, Dirk -alemán afincado en Manresa-, Juanjo de Gavà y yo de Manresa), nos encontramos en la base de los pozos. Comemos un poco mientras esperamos a reunirnos todos y nos vamos hasta el río a través de una galería de grandes dimensiones.
Cuando llegamos al sifón hacemos una parada para hacer algunas fotos y comer un poco más.
Allí nos despedimos de Maud y Javier que han decidido salir, ya que han dejado a su bebé, de dos meses y medio, con los abuelos. Los cuatro restantes continuamos caminando por otras galerías, siempre de grandes dimensiones, durante algunas horas. Podemos disfrutar de la enorme cantidad de formaciones de todo tipo que salpican suelo, paredes y techos y que reflejamos en las innumerables fotos que hacemos, ya que a cada paso nuevas bellezas salen a nuestro encuentro.
A lo largo de estas horas nos deberíamos haber encontrado con el grupo que entraba por la boca superior pero no fue así. Ya de retorno, llegamos a la base de los pozos y no había ninguna de las señales convenidas para indicar el paso de nuestro compañeros. Cuando empezamos a remontar el pozo principal, el otro grupo nos gritó desde una ventana colgada en un lateral a medio pozo. Por lo que supimos después, habían conseguido llegar allí después de muchas dificultades al tener que progresar por pozos poco equipados y galerías muy confusas y poco transitadas. Como ese último pozo no estaba equipado y ya era tarde decidieron no bajar. Quedamos en encontrarnos en los coches.

Nosotros llegamos al exterior de la sima pasadas las once de la noche. Al fondo se veían las luces de las casas y por encima de nuestras cabezas una noche estrellada nos continuaba diciendo lo bonito que es nuestro planeta. Iniciamos el camino de regreso y con algunas dudas sobre el camino a seguir llegamos, sin demasiados problemas, a los coches sobre las doce de la noche. Nuestros compañeros del otro grupo aún no habían llegado. Nos cambiamos todos menos Basilis que tenía su ropa en un coche del que no teníamos llaves. Mientras hacíamos tiempo decidimos cenar. Bocadillos, galletas y diversos platos preparados de calentar y comer fueron el menú. Como aún no habían vuelto nuestros compañeros nos metimos en el coche para continuar esperando. A las dos de la mañana decidimos que la mejor opción era ir hasta el albergue y dormir cómodamente. A las tres nos dejábamos caer en la litera y sobre las 5 y media de la mañana llegaron los compañeros del otro grupo sin ninguna incidencia especialmente destacable.

Ya por la mañana, después de desayunar tranquilamente, distribuimos el material colectivo que había aportado cada uno de nosotros. Cerca del mediodía nos separamos los diferentes coches y unos iniciamos el camino de regreso a casa mientras otros estiraban el domingo haciendo algo de turismo.

En definitiva, el GEXXI nos ha servido de nexo de unión entre madrileños, maños y catalanes para visitar una sima verdaderamente hermosa. Un fin de semana muy bien aprovechado en el que hemos disfrutado de los lugares y las personas.

Desde aquí solo me queda dar las gracias a los compañeros del G.E.G. por permitirnos disfrutar de la Sima de Otxabide en esta actividad organizada por ellos.

¡Hasta la próxima!.









8 comentarios:

goooooood girl dijo...

Very fine......

Maud dijo...

Gracias Joan por esta descripcion, que permite hacer virtualmente la salida otra vez. Veo que hemos perdido lo mejor tramo de la sima, con las concreciones y todo. Tenemos que volver! Ultima cosa, se escribe Maud, como la reina de Noruega, que referencia, no!?

Joan Montoya dijo...

Hola Maud.

Ya he cambiado tu nombre en la crónica. Un beso... y gracias por opinar.

Anónimo dijo...

y ya puestos a corregirte, Vasilis, va con V... si es joan, no eres internacional.
saludos maud! hasta pronto.

Juanjo

der K dijo...

Hola a todos.....Lo de la "V" de Basilis yo tampoco no sabía. Maud, tenemos tu dirección electrónica? Como no hemos podido despedirnos de Javi y tú, tenemos que coincidir mas adelante!
Aprovecho para dar las gracias a todos los Geólogos!
Dirk

maud dijo...

hola de nuevo

ya he dado mi correo a Joan.
buena idea la de volver al Hydre o otras simas de la zona.
cuando querais.

Joan Montoya dijo...

Maud. No me has dado tu correo. Solo tengo los comentarios de esta entrada y no hay ninguna dirección. Escribeme a la dirección joanmontoya(símbolo arroba)hotmail.com y así lo tendré. Por cierto si contactas con Vasilis dire que esperamos sus fotos con mucho interés.

B. S.O.S.

Manel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.